martes, 14 de junio de 2011

Cuidados del cabello afro

Lavado: Aplica cada semana un champú humectante que contenga una buena dosis de emolientes que protejan e hidraten tu cabello. Los champús formulados para cabellos secos o extra secos son los mejores. Si llevas trenzas o cornrows, procura lavar tu cabello al menos cada dos semanas para que no se maltrate.
Acondicionando: Después del champú no olvides aplicar un buen acondicionador o enjuague y masajea tu cuero cabelludo y las hebras para que penetre el producto y al mismo tiempo para estimular su crecimiento. Un tratamiento de aceite caliente (hot oil) una vez al mes contribuye a suavizarlo aún más y darle brillo. A diario aplica una crema humectante o un aceite esencial como el de jojoba o almendra dulce para mantenerlo brillante y sano. Si llevas trenzas o cornrows, también es importante que uses algún aceite esencial en el cuero cabelludo para que no se reseque.

Peinado: Para desenredar tu cabello sin maltratarlo es importante aplicar una crema humectante sobre el mismo cuando esté seco o mojado (es preferible desenredarlo cuando está mojado). Utiliza un peine que tenga espacios anchos entre los dientes o el famoso “pick” y ve desenredándolo desde las puntas hasta la raíz.
Secado: La gran ventaja del pelo natural es que se puede secar al aire libre sin remordimientos. También puedes usar una secadora de mano y si quieres puedes estirarlo con la misma, separando el cabello por secciones y suavemente con la peinilla.